Saltar al contenido

Pez arcoíris del Yamary

melanotaenidos, pez arco iris del yamary
  • Nombre científico: Melanotaenia boesemanipez arcoíris del yamary ficha
  • Nombre común: Pez Arcoíris, Pez Arcoíris del Yamary, Rainbowfish
  • Tamaño del acuario: 200 litros
  • Temperamento: Tranquilo
  • Temperatura: Entre 24º y 26ºC
  • pH: Entre 7 y 8
  • Dieta: Omnivoros
  • Longitud: 10 cms

Características

El pez arcoíris del Yamary, Rainbowfish o por su nombre científico Melanotaenia boesemani, es uno de los peces más populares de los acuarios tropicales o de agua caliente. Si hablamos de “pez” arcoíris sin especificar, estaremos hablando de los Melanotaénidos, la familia bajo la que se encuadran todos los peces denominados arcoíris.
Son peces muy atractivos, cubiertos con una gran cantidad de colores, que consiguen llamar la atención de todos los aficionados a los acuarios.
Los primeros ejemplares en llegar a los acuarios datan de 1955, aunque es en la década de los 80 cuando esta especie es conocida mundialmente y comienza su gran popularidad.
Quizás debido a su extracción sin control y a la degradación se su hábitat natural, el pez arcoíris del Yamary está en peligro de extinción.
Para los amantes de los acuarios, realmente no es un problema y es posible seguir comprando peces arcoíris, ya que el abastecimiento a las tiendas de animales procede de granjas de peces, mayoritariamente situadas en Oriente y en los países del Este de Europa.

Morfología

El pez arcoíris del Yamary, es un pez de unos 10 centímetros de longitud para el macho, y unos 8 centímetros para la hembra.
Su tamaño razonablemente pequeño, le permite vivir en acuarios no demasiado grandes, hecho que facilita su popularidad.
Presentan un cuerpo alargado y comprimido lateralmente, en forma de óvalo plano.
Fisiológicamente son muy simétricos, a simple vista en ejemplares jóvenes, no se aprecian grandes diferencias entre la zona dorsal del pez y la zona ventral.
Es en los ejemplares adultos, cuando los peces van presentando un cierto abultamiento en el dorso, que se agudiza con la edad.
Son peces que se alimentan de alimentos vivos en la superficie, es por ello que su boca posee una ligera inclinación ascendente, que además le impide comer alimentos que se depositen en el fondo del acuario.

Coloración de los peces arcoíris del Yamari

Aunque todos los peces de la familia de los Melanotaénidos son peces arcoíris, es el Melanotaenia boesemani el que realmente agrupa una gran cantidad de colores sobre su cuerpo: rojo, anaranjado, amarillo, violeta y azul turquesa, son algunos de los colores que podemos apreciar, en distintas gamas de gradación.
El color de los peces macho arcoíris, es más brillante e intenso que el de las hembras arcoíris, con tonos más mate.
Otro dimorfismo sexual, es el aspecto que van tomando a medida que se hacen adultos. El abultamiento del dorso, sólo está presente en los machos, mientras que las hembras conservan un cuerpo más estilizado.

Distribución y hábitat

Los peces arcoíris de Boeseman, están localizados en muy pocos puntos geográficos. En su mayor parte proceden de Indonesia, en los lagos Ajamaru, (Penínsuda de Vogelkop en Irian Jaya) Hain y Aitinjo.
También es posible encontrar peces arcoíris del Yamary en Australia y Nueva Guinea.

Hábitat

Los Melanotaenia boesemani gustan de las aguas con poca profundidad de los lagos, donde la vegetación crece con mayor densidad.
Son aguas duras y alcalinas, con pHs en el entorno de 8 y 9, aunque es posible encontrarlos en algunos ríos con acceso a los mismos lagos, en los que el pH se mueve en el entorno de 6 a 6.5.
En líneas generales, gustan de aguas limpias y cristalinas.pez arcoíris del yamary adulto

Condiciones del acuario

Para que el pez arcoíris se encuentre en perfectas condiciones, el acuario debe recrear en la mayor medida posible, sus condiciones y hábitat original.
En ese sentido, como son peces que viven en lugares con mucha vegetación, el acuario debe poseer una gran cantidad de plantas y espacio para que los peces naden libremente, ya que son nadadores muy activos.
Las plantas se deben elegir, teniendo en cuenta las condiciones alcalinas, y ligeramente duras que prefieren los peces arcoíris. El pH del agua se debe mantener entre 7 y 8, con una temperatura entre 24º y 26ºC.
El acuario debe tener entre 100 y 200 litros de agua, y poseer una buena filtración, lo que alentará a que los machos desplieguen todo su colorido.
Se aconseja que el fondo del acuario tenga fondo oscuro, de manera que los colores del pez arcoíris de Boeseman.

Dieta

Se trata de un pez omnívoro sin grandes problemas para alimentarse, es un gran devorador. Se le pueden ofrecer todo tipo de alimentos secos, congelados y vivos.
Es importante resaltar que una alimentación regular, variada y equilibrada, redunda en un aumento del brillo e intensidad de los colores del pez arcoíris.
En este sentido y para una mayor salud del pez, se deben mezclar alimentos comerciales en forma de escamas o gránulos, con otros alimentos vivos, como insectos o gusanos.
Una buena opción, es añadir alimentos congelados, pequeños camarones y gambas.
La alimentación tiene que realizarse en varias tomas a lo largo del día, procurando no utilizar demasiado alimento y que quede en la superficie, donde es más fácil para ellos atraparla, si cae al fondo no serán capaces de comérsela.

Comportamiento y compatibilidad

Estamos ante peces muy tranquilos, sin ningún problema dentro de un acuario comunitario, aunque son bastante activos, por lo que podrían molestar a otros peces mucho más lentos.
Compartirán espacio sin problemas con otros peces arco irís, danios, barbos y con coridoras, con las que no entrarán en conflicto por el espacio del acuario.
Son gregarios, por lo que es conveniente tener varios ejemplares de la misma especie en el acuario, se recomienda que sean entre 6 y 8, pero es obvio que dependerá del tamaño del acuario.
Estando en compañía de otros de su misma especie, se mostrarán menos asustadizos y además, los machos exhibirán sus colores más llamativos.

Reproducción

Aunque son peces relativamente sencillos de criar, lo ideal para tener éxito en su reproducción, es utilizar un acuario de cría.
El acuario de cría debe estar equipado con agua alcalina, ligeramente dura y con un pH en el entorno de 7.5, en el que la temperatura esté en el rango alto de sus necesidades.
Hay que elegir una pareja para el acuario, lo ideal es escoger la hembra que veamos mas gordita y el macho con los colores más vivos.
Para incitar al desove, suele funcionar muy bien aumentar la temperatura del agua.
El desove comienza, cuando la pareja nadan juntos después de un pequeño ritual de acercamiento de la hembra al macho.
En un momento determinado, se separan abruptamente y es cuando se produce el desove, que el macho aprovecha para fertilizar.
Cuando el desove comienza, suele durar durante varias semanas, en los que la hembra desova todos los días, unos huevos unidos por un pequeño hilo, que acaban adheridos a las plantas o las rocas del acuario.
Los huevos eclosionan entre los 7 y los 12 días después de la puesta.
Una vez que los alevines nadan libremente, es necesario alimentarles con productos adecuados. Crecen muy lentamente.

Consejos

Los peces arcoíris, muestran sus colores más atractivos e intensos cuando son adultos. Es posible que llegues a una tienda de mascotas y te sientas un poco defraudado por los peces que vayas a encontrar allí, ya que no son tan atractivos como los que ves en estas fotos.
Con un poco de paciencia (son adultos a los 12 meses) y una buena alimentación, conseguirás tener unos peces muy atractivos y saludables.

Pez arcoíris del Yamary
5 (100%) 2 votes