Saltar al contenido

Partes de un Pez

Los peces son animales vertebrados cuyo cuerpo y sistema están adaptados netamente al medio acuático. Para vivir en el agua, disponen de aletas para desplazarse, y branquias que les permiten respirar.
Son animales de sangre fría, pueden cambiar fácilmente su temperatura por medio de la termorregulación conductual. Su cuerpo está cubierto por escamas que les ofrecen protección y aislamiento.
Aunque existe una gran variedad de peces cuyas morfologías y habitad pueden variar, las partes de un pez son comunes a todos:

  • cuerpo
  • cabeza
  • branquias
  • aletas
A continuación vamos a ahondar un poco con respecto a la anatomía del pez.partes de un pez

Cuerpo

El cuerpo de los peces tiene muchos aspectos característicos:

  • Está conformado por cabeza, torso y cola.
  • En la cabeza poseen ojos, hocico y branquias.
  • En su cuerpo no existe cuello pues su cabeza está directamente conectada con su abdomen.
  • Están recubiertos por escamas con una composición semejante a la de los huesos.
  • En el torso disponen de aletas, que poseen diferentes nombres según su ubicación y les permiten desplazarse por agua.
  • Los peces defecan y se aparean por el mismo conducto, llamado cloaca.
  • Aunque tienen sexos separados, los cuales son evidentes en cuanto a la forma de su cuerpo, algunas especies tienden a invertir su sexo cambiando consigo su aspecto.
  • El cuerpo de los peces es generalmente bilateral, lo cual favorece su desplazamiento, aunque puede variar de forma de acuerdo a los lugares a los que corresponden y a sus necesidades biológicas.
Los peces con forma de huso, es decir, ligeramente comprimido en los laterales y alargado horizontalmente, están nadando continuamente en el agua. No obstante, en el fondo marino, suelen predominar especies cuya anatomía es más aplanada.
Existen peces comprimidos, (desde los laterales), peces deprimidos, (alargados a los lados pero aplanados verticalmente), entre otras formas muy características de cada especie.
El esqueleto de un pez está fuertemente arraigado con la musculatura, con respecto a su funcionamiento. Su cuerpo es segmentado, y tanto sus huesos como su musculatura están conectados mediante tendones y ligamentos que les hace posible nadar.
El cráneo, costillas y columna vertebral, pertenecen al esqueleto axial, mientras que los huesos de la cintura y las aletas pectorales pertenecen al esqueleto perpendicular.

Cabeza

La cabeza de los peces, al igual que la forma de su cuerpo, varía dependiendo de su modo de alimentación.
El hocico de los peses va desde el ojo hasta la parte inferior de la mandíbula, sin embargo cabe destacar que aunque todos los peces tienen boca, no todos poseen una mandíbula.
Según la ubicación de la boca, puede ser terminal (al frente), superior (hacia arriba) o inferior/subterminal (hacia abajo).
Los peces no poseen párpado, pero eso no significa que no puedan dormir. La razón es que estos animales necesitan mantener la mitad de su cerebro despierto mientras duermen para poder respirar. En su defecto, poseen una membrana nictitante a su alrededor que protege el globo ocular.
A diferencia de los humanos, la forma de su ojo es completamente esférica y su iris no se adapta al paso de la luz, es decir, no se expande ni se contrae.
Entre la boca y los ojos se encuentran las narinas, que son orificios pequeños parecidos a la nariz de los humanos, pero su función pertenece al paladar de la boca.
La mejilla está entre los ojos y el preopérculo, que es la aleta que protege las branquias y donde se encuentra el límite entre la cabeza y el tronco.
Antes de llegar al tronco están las branquias, protegidas por el opérculo, las cuales conforman el órgano respiratorio.

Branquias

Las branquias pertenecen al sistema respiratorio de los peces, se encargan de extraer el oxígeno disperso en el agua.
Son órganos externos, ya que un órgano más complejo sería contraproducente al movimiento de la natación. A demás el agua es mucho más densa en comparación con el aire, y por lo tanto requiere de un rozamiento directo con las células epidérmicas de las branquias.
En los vertebrados acuáticos más comunes, las branquias se ubican entre unas hendiduras que comunican el tubo digestivo con el exterior. De este modo, el agua ingresa a través de la boca del pez y oxigena la sangre de los tabiques que se encuentran entre dichas hendiduras. Es así como el agua sale por las branquias, ya habiendo transformado el oxígeno en dióxido de carbono.

Aletas

Las aletas conforman el sistema de natación. Según su ubicación, estas poseen diferentes nombres y funciones, las cuales implican la forma en que se desplazan, su alimentación, reproducción y defensa.

  • Aletas dorsales
    Como su nombre lo indica, están ubicadas en el dorso del pez. Se encargan de la estabilidad y balanceo.
  • Aleta caudal
    Se encuentra en la cola, y le otorga impulso al nadar
  • Aleta anal
    También es una aleta estabilizadora. Se ubica en el vientre, cerca de donde está situado el ano del pez.
  • Aletillas
    Son aletas pequeñas que yacen tras las aletas dorsales y anales.

Escamas

Las escamas recubren el cuerpo de los peces, y cumplen la función de aislar las bacterias y hongos, e incluso brindar protección.
Estas, poseen una composición muy similar a la de los huesos. Sin embargo no todos los peces tienen escamas, o al menos estas no son de estructura ósea como la mayoría.
Un ejemplo de este tipo de peces son las anguilas, los peces gato, los bagres, entre otros, quienes su estructura exterior es cartilaginosa, a diferencia de la ósea. Este tipo de peces, a pesar de la ausencia de escamas, también están adaptados al medio acuático y poseen particularidades en el resto de su cuerpo para sobrevivir al mismo.
La epidermis de los peces está recubierta por unas glándulas que protegen la piel y le otorgan al animal una capa deslizante, llamadas glándulas mucilaginosas. También poseen capas secundarias con células que le proveen variedad de colores a las diferentes especies.

Partes de un Pez
4 (80%) 3 votes